¡Vuelve la fachada!

Descubre las novedades de la fachada restaurada de Casa Batlló y cómo hemos recuperado todo su esplendor

En 2019 la fachada de Casa Batlló ha vivido una restauración histórica con el fin de recuperar todo su brillo, esplendor y autenticidad.  Tras 2 años de análisis y planificación, profesionales de 7 gremios distintos han intervenido en ella para limpiarla, restaurarla y aplicar diferentes técnicas de conservación, un proceso especialmente complejo debido a los 5 materiales que la componen (piedra, hierro, cerámica, vidrio y madera), cada uno de los cuales ha requerido un tratamiento específico.

La fachada fue restaurada por última vez en 2001, pocos años antes de ser declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. A continuación te explicamos la principales intervenciones realizadas en cada uno de los materiales y las novedades más visibles de la fachada tras su restauración.

Vidrio

Uno de los materiales más sorprendentes de la fachada es el vidrio, protagonista de todas las piezas que componen el trencadís. Aparte de limpiarlas, se han restituido aquellas unidades desaparecidas con el paso del tiempo replicando con exactitud cada pieza. Esta limpieza se ha realizado con agua nebulizada a temperatura elevada, y con cepillos plásticos y bisturí cuando ha sido necesario. Estos trabajos han devuelto el brillo original al trencadís, completando un lienzo multicolor que cambia a lo largo del día según la luz que se refleja en él. También se ha recuperado el color original del mortero que une las diferentes piezas, descubriendo cuatro franjas blancas que atraviesan diagonalmente la fachada. Finalmente también se ha intervenido en el vidrio emplomado de la Tribuna, cuyos cantos se han dorado, recuperando su aspecto original.

Cerámica

Uno de los mayores retos de esta restauración ha sido recuperar las piezas cerámicas, un proceso especialmente complicado debido a su cromatismo y al estado de degradación del esmalte de algunas unidades. Estas piezas las encontramos en 3 lugares:
-En el tejado formado por piezas onduladas.
-En la cruz de 4 brazos que remata el coronamiento.
-En los discos cerámicos que encontramos distribuidos en medio del trencadís.
Aparte de limpiar y proteger estas piezas, algunas de ellas también se han curado. Cuando parte del esmalte desparece, a veces se produce vida biológica en estas piezas (hongos, bacterias…). En ese caso hay que eliminar dicha vida biológica y volver a proteger la pieza.

Hierro

Otro de los elementos más llamativos de la fachada son las barandillas de los balcones, hechas de hierro fundido. Tras decaparlas, hemos recuperado su color original, y hoy lucen con los barrotes dorados y las barandillas blanquecinas, pintadas originalmente de albayalde, un pigmento empleado tradicionalmente en pintura artística. También hemos restaurado algunos elementos dañados como la viga subemuebles del balcón superior y sus cadenas. Finalmente hemos protegido todo el hierro para facilitar su conservación futura.

Madera

También hemos restaurado toda la madera de la fachada, material especialmente visible en los porticones de las ventanas. En aquellas partes en que la madera estaba rota, se ha ensamblado madera nueva con las mismas características que la original. La mayoría es de pino de melis de principios de siglo y los injertos se han realizado con madera de la misma época y tipo conseguida por nuestro equipo de restauración en talleres y almacenes. Esta restauración ha desvelado dos tipos de verde en la madera, uno más claro en las ventanas, balconeras y tribunas y otro más oscuro en los porticones.

Piedra

La piedra es la protagonista de la zona inferior de la fachada, especialmente en la Planta Baja y la Tribuna principal. Tras una minuciosa limpieza realizada con vapor de agua y cepillo, hemos eliminado toda la suciedad existente, básicamente polvo y contaminación acumulados durante años. También hemos rellenado algunos huecos que existían entre los diferentes bloques y finalmente hemos protegido toda la piedra con un hidrofugante para facilitar su conservación futura. De este modo la suciedad no penetra en la piedra y se marcha fácilmente con agua, permitiendo que pueda respirar. Como resultado, la piedra ha recuperado su color y veta original, haciendo más visible el dibujo de los diferentes bloques que la componen.

Compromiso patrimonial

Gracias al trabajo de cientos de profesionales y a la dedicación de la familia Bernat, propietaria del edificio, hoy puedes descubrir la fachada de Casa Batlló como era el primer día, un viaje a los orígenes que te invitamos a continuar visitando la Casa o en nuestra web, en la sección dedicada a la restauración.

Con esta intervención, contribuimos a poner en valor una obra maestra del genio creador de Gaudí, quien unió tradición e innovación de forma extraordinaria, dándole a la Casa un valor universal excepcional.

Hoy, un siglo después, vuelve la fachada de todos. Y el viaje continúa.

Te informamos que Casa Batlló si utiliza cookies de terceros para obtener información de los usuarios que acceden a la web. Si deseas más información pulsa aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar