La biomimética en la Planta Noble de Casa Batlló

Biomímesis (de bio, vida y mimesis, imitar) es la metodología que relaciona el estudio de la naturaleza para replicar sus formas y estructuras en el campo del diseño.

Interpretación de un pomo de la Casa Batlló

La naturaleza para Gaudí fue siempre una fuente de inspiración y sobre todo de estudio de sus estructuras y funciones biológicas, como recuerda su cita “El gran libro, siempre abierto y que hay que esforzarse en leer, es el de la naturaleza”. Un magnífico ejemplo de este biomimetismo que tanto profesó Gaudí se puede contemplar en la Planta Noble de la Casa Batlló donde, desde el diseño de sus techos y pomos hasta la forma de su chimenea responden a formas derivadas de elementos de la naturaleza.

Debido a los problemas articulares que Gaudí sufría desde bien pequeño, pasó largas temporadas en el campo, lejos de la escuela y aprendiendo en un entorno natural que se convertirá en clave de su obra. Un joven arquitecto que se cuestionaba el porqué de todos los elementos de la naturaleza, desde las formas de los pájaros, las diferentes durezas de las piedras, los olores, los colores, las formas arbóreas o la estructura ósea de los animales. Cuestiones que unidas a su profunda religiosidad determinaron toda su carrera posterior bajo el principio de que, la naturaleza como obra suprema del Creador era por tanto la máxima perfección. De ahí que aplicar los sabios secretos de la naturaleza en la arquitectura fuera la vía más lógica en su proceso constructivo.

Este peso de la naturaleza como fuente de inspiración se observa no sólo en las soluciones constructivas que Gaudí adoptaba en sus obras, también en el claro biomimetismo que algunos elementos presentan. Por ejemplo, el reiterado uso de espirales en la Planta Noble de la Casa Batlló responde al movimiento del agua y del aire en la naturaleza en forma de remolinos y torbellinos y por ende, a la regeneración constante de la naturaleza. Una gran espiral en el techo del Gran Salón central se vería reforzada por los remolinos representados en el pavimento de mosaico hidráulico que Gaudí había planteado para esta casa. Otro singular techo que remite al agua es el situado en el comedor privado de los Batlló que da al patio interior, donde Gaudí imita las ondas que se reproducirían al caer una gota de agua en una superficie.

Techo con espiral en la Planta Noble de Casa Batlló

Trabajo en madera con espiral

Pero las líneas sinuosas de la Casa Batlló y la ausencia de líneas rectas hacen que parezca más un organismo vivo que un edificio, donde no sólo se mimetizan efectos del agua y del aire, sino también elementos más tangibles como las formas de los huesos de las piernas y los pies en las columnas de la tribuna, que han acabado por darle a la casa el sobrenombre de la “Casa de los Huesos” o elementos que remiten a los campos de la micología, la zoología o la botánica. Un bello ejemplo de simbiosis con el mundo de la micología es la chimenea en forma de seta ubicada en el antiguo despacho del señor Batlló. Si nos adentramos en el ámbito de la zoología observamos como las columnas del ventanal de la Tribuna parecen los huesos de un gran murciélago con las alas desplegadas, pero también nos encontramos con lucernarios que parecen conchas de tortugas y pomos que se tuercen como caracoles. Superficies torcidas que además nos remiten al campo de la botánica, a las ramas de un árbol, a las hojas de una flor…

Chimenea de la Casa Batlló

Lucernarios de la Planta Noble de la Casa Batlló

Es por tanto la Casa Batlló el punto culminante del concepto “arquitectura naturalista” en Gaudí, ya que no sólo lo aplicó en la construcción, también en su mobiliario del que se conservan bellos ejemplos biomiméticos que, partiendo de las formas de la naturaleza, se adaptan a la morfología del cuerpo humano y presentan torneados y concavidades para facilitar su uso. Cabe destacar que aunque el legado de Gaudí es una de las referencias más destacadas en la historia mundial de la arquitectura biomimética, no tuvo lugar bajo los principios actuales de sostenibilidad, sino que para Gaudí la inspiración era más de carácter estético y filosófico, de respeto y de devoción por los elementos naturales.

Información relacionada: Presentación de la World Biomimetic Foundation

Al seguir navegando el sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar