“Give a Home” recauda más de 5.000€ en Barcelona para los refugiados

“Give a Home” recauda más de 5.000€ en Barcelona para los refugiados

28/09/2017

Mishima, La Casa Azul y Silvia Pérez Cruz ofrecieron un espectacular acústico en Casa Batlló

El pasado miércoles, la Azotea del Dragón de Casa Batlló acogió el esperado concierto de la red de conciertos Sofar (Songs From A Room) mientras que al mismo tiempo, en 60 países, se realizaban otros 300 conciertos con más de 1.000 artistas. El objetivo de todos los conciertos era el mismo: la recaudación de fondos para los refugiados. En el caso de Barcelona, “Give a Home” consiguió recaudar más de 5.000€ que serán gestionados por Amnístia Internacional.

La velada, siguiendo el formato íntimo de Sofar, reunió a 100 personas amantes de la música en vivo en pequeño formato. Con la excepción de que el miércoles en Barcelona no fue el salón o la terraza de una casa, sino una de las azoteas más bellas del mundo, la de Casa Batlló realizada por Antoni Gaudí.

La propuesta musical contó con tres grandes artistas: el grupo Mishima, que arrancó la noche con algunos temas de su repertorio inspirados en la crisis de los refugiados, pero donde también tuvieron cabida temas de su último disco ‘Ara i res’.

Tras el quinteto barcelonés, le llegó el turno a La Casa Azul, con Guille Milkyway al teclado, quien sorprendió a todos los asistentes confesando el trasfondo de algunas de sus canciones. Milkyway interpretó varios de sus grandes temas y acabó haciendo cantar a todos los asistentes al concierto.

 

El broche de oro lo puso Silvia Pérez Cruz que, junto con la bailarina Rocío Molina, un violín y un violoncelo, pusieron la piel de gallina al público, especialmente al interpretar su canción “No hay tanto pan” mientras tocaba la guitarra y el público tarareaba la letra.

 

 

El concierto no obvió la situación política que se está viviendo en Cataluña, y no únicamente por el ruido de los cercanos helicópteros, sino también por las declaraciones de algunos artistas al respecto. Sin embargo, el concierto, programado para ese día desde hacia meses, se desarrolló con normalidad y respeto, y sobre todo, brindó a todos los asistentes unas horas de música inolvidable en acústico en una de las terrazas más emblemáticas de Barcelona.

Os animamos a consultar otras opciones de entrada para disfrutar de la Azotea del Dragón.