Muerte de Antoni Gaudí

Muerte de Antoni Gaudí

10/06/1926

Antoni Gaudí murió el 10 de junio, tres días después de ser atropellado por un tranvía, en el Hospital de la Santa Cruz, entre las cinco y las seis de la tarde, según los periódicos de la época, que se hacen eco también de la multitud de personas que se acercaron al hospital para darle el último adiós al arquitecto de 74 años. Ha pasado a la historia de la ciudad de Barcelona la gran manifestación de duelo que los ciudadanos rindieron a Gaudí, con numerosas misas y homenajes de admiración y afecto. Aunque el entierro no tuvo un carácter oficial, y respondió a los deseos de sencillez que Gaudí profesaba, es recordado por ser el más multitudinario, saliendo del Hospital de la Santa Cruz, llegando a la catedral para su misa de entierro y dirigiéndose posteriormente a la Sagrada Familia para depositar el cuerpo en la capilla del Carmen de la cripta de la Sagrada Familia tras el responso. Durante todo el trayecto el féretro estuvo acompañado por multitud de admiradores, discípulos y amigos así como de crespones negros en varios edificios y casas ubicadas en el trayecto entre el hospital y la basílica de la Sagrada Familia.