Casa Vicens

Se trata de una obra encargada a Gaudí en el año en que se licenció, 1878. Tenía entonces 26 años y se enfrentaba a su primer gran proyecto. Casa Vicens, ubicada en lo que entonces era la Villa de Gràcia, estaba destinada a ser la segunda residencia de Manuel Vicens Montaner.

Gràcia, municipio independiente de Barcelona pero adyacente a ella, era un lugar atractivo para muchas familias burguesas de la época.

La construcción destaca por su simplicidad, su colorido, por los motivos naturalistas, su abundante decoración y, en definitiva, por su atrevimiento. Posee rasgos que anticipan el modernismo ya que en ella se puede apreciar una combinación de materiales tradicionales con artes decorativas así como fuertes evocaciones a la arquitectura árabe u oriental. La decoración, y sobre todo los clavelones, son los protagonistas de la casa.

Al seguir navegando el sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar