Atropellado por un tranvía

Atropellado por un tranvía

07/06/1926

Antoni Gaudí fue atropellado el 7 de junio de 1926 por un tranvía de la línea 30 en la Gran Vía de las Cortes Catalanas, entre las calles Gerona y Bailén, mientras se dirigía a la Iglesia de Sant Felip Neri. Por su aspecto descuidado no fue reconocido, incluso fue tomado por un mendigo y no fue socorrido hasta que un guardia civil ordenó a un taxi llevar el cuerpo al Hospital de la Santa Cruz en el barrio del Raval. Al cabo de unas horas sus amigos y trabajadores de las obras de la Sagrada Familia, echaron en falta su presencia y acabaron averiguando lo ocurrido. Tras el atropello, el estado del arquitecto era bastante grave, se había fracturado tres costillas, y tanto el cerebro como el corazón y el estómago estaban afectados.